Carteles








1 comentarios:

Anónimo dijo...

Os dejo un cuentito que me ha inspirado esta campaña :)

Vela se durmió.
Y soñó.
Soñó que estaba en un lugar donde la gente era feliz.
Donde daba igual de dónde vinieras o cómo fueras: al poco de llegar, sentías que lo llamabas hogar, y lo hacías en muchas lenguas.

Vela soñó.
Soñó que en ese lugar mágico las personas olvidaban sus pequeñas diferencias para unirse en defensa de sus derechos. Donde el apoyo mutuo era tan cotidiano como el pan.
Soñó que la palabra "vecina" hacía olvidar todas las diferencias
Que cuando surgía algún problema, con hacer un pequeño gesto, rápidamente aparecían personas maravillosas o no, pero dispuestas a ayudarte.
Soñó muchas cosas hermosas.

Pero se ve que hubo a quienes no les gustaba ese sueño e hicieron todo lo posible por destruirlo.
A golpe de porra, a pelotazos, con redadas racistas, intimidando, con desalojos, con desahucios, robando el trabajo, la sanidad, la educación... Y diciendoles que no eran iguales entre ellas. De mil y una maneras intentaron acabar con ese lugar.

Vela sonrió.
Sonrió al ver que de todas partes llegaba gente a su sueño dispuesta a ayudar a mantenerlo.
Dispuesta a reconstruir lo que hubieran roto aquellos que solo pensaban en sus propios intereses.
A inventar nuevas formas de hacer barrio.

Entonces, Vela despertó de su sueño.
Y se asomó.
Y vio que estaba en un lugar donde la gente era feliz...

Vente a Lavapiés.

Mi foto

Nuestra venganza será ser felices.
 
Twitter Facebook Dribbble Tumblr Last FM Flickr Behance